Blog de Cotización de Metales

9 minutos de lectura ( 1740 palabras)

Análisis del Consejo Mundial del Oro sobre los precios récord del oro.

Durante los últimos años, el oro ha estado marcando una tendencia fundamentalmente positiva. Sin embargo, el estallido de la pandemia global de COVID-19 ha puesto de manifiesto aún más si cabe su papel de valor refugio, acelerando así su precio. El precio del oro creció en un 17% durante la primera mitad de 2020, y se ha elevado otro 10% sólo en el mes de julio. Veamos el análisis del Consejo Mundial del Oro sobre los precios récord del oro.

Este último crecimiento ha sido rápido lo que, sumado a la clara debilidad de la demanda por parte de los consumidores, podría resultar en mayor inestabilidad a corto plazo. Sin embargo, creemos que la pandemia de COVID-19 podría traer consigo cambios estructurales a la asignación de activos y que hay motivos fundamentales por los que invertir en oro al largo plazo.

Un nuevo récord

El oro rompió un nuevo record el 28 de julio, alcanzando una cotización de 1.940 dólares la onza en el precio de oro de la jornada de tarde de la LBMA y de 1.981,3 dólares la onza en el intradiario1. Esta cifra supera el record previo de 1.895 dólares la onza alcanzado el 5 de septiembre de 2011 y el intradiario de 1.921,2 dólares del día siguiente durante la jornada bursátil del mercado asiático.

Ante este hito, los inversores se hacen dos preguntas fundamentales, que exploramos en este artículo:
¿Cómo comparamos estas cifras a récords previos? ¿Es sostenible esta carrera de precios?

Históricamente a principios de ciclo

El comportamiento del oro en lo que llevamos de 2020 ha sido extraordinario. A 28 de julio, ha subido en un 27% superando significativamente a los principales activos.
Este ascenso es producto de la combinación de varios factores:

  1. la alta incertidumbre,
  2. las tasas de interés muy bajas, 
  3. el impulso positivo de los precios – todos en favor de la demanda de los inversores.

Pero hay motivos para creer que todavía podemos estar a principios de ciclo.

La pandemia de COVID-19 está lejos de terminar y, lo que es más importante, su impacto en la economía global aún debe ser evaluado. Hay indicios de que algunos países como China, Corea del Sur, Alemania y otras naciones europeas han comenzado a ver la luz al final del túnel. Sin embargo, a nivel global, las esperanzas tempranas para una recuperación rápida han desaparecido. En su lugar, los inversores están preparándose porque vienen curvas en el largo camino hacia la recuperación.

Los bancos centrales han recortado las tasas de interés de forma agresiva, normalmente combinándolo con prácticas de expansión cuantitativa y otras medidas legislativas poco tradicionales. Los gobiernos han aprobado también cuantiosos paquetes de rescate para prestar apoyo a sus economías. Y es posible que se necesite mucho más. Estas iniciativas han hecho aumentar la preocupación de que sea el dinero fácil en lugar de los fundamentos económicos lo que esté avivando el mercado de valores y que todo el dinero extra que está siendo inyectado en el sistema de lugar a una elevada inflación o, al menos, a devaluación de las divisas.

Para poner los hechos en perspectiva, el precio del oro aumentó a más del doble de aproximadamente 900 dólares la onza a principios de 2008 a su máximo histórico más de tres años después durante las consecuencias de la crisis financiera global. En contraste, desde el principio de la pandemia de COVID-19 el precio ha aumentado en casi un 30%.

Además, si lo ajustamos a la inflación, el precio del oro a día de hoy se diferencia en aproximadamente 200 dólares de los niveles de 2011 y está muy por debajo del record del 21 de enero de 1980, que sería equivalente a 2800 dólares la onza a día de hoy.2

El oro ha llegado a nuevos récords en términos absolutos, pero todavía está por debajo de su récord ajustado a la inflación.*

El oro ha llegado a nuevos records

Fuentes: Bloomberg, Oficina de Estadísticas Laborales, LIBOR, Consejo Mundial de Oro.
*A 28 de julio de 2020. Basado en el precio del oro de jornada de tarde de la LBMA

Una extendida base de inversores

Históricamente, existe una correlación positiva entre el comportamiento del precio del oro y la posición de los mercados de derivados. Sin embargo, durante la mayor parte de este año las posiciones largas netas basadas en el informe del Compromiso de Comerciantes – normalmente asociado con la actividad comercial más especulativa – descendían mientras que el precio del oro aumentaba. Esto se ha debido en parte a las disrupciones en la cadena de oferta de oro a consecuencia de la COVID-19 que afectaron a los futuros del COMEX.

Posiciones largas netas separadas del comportamiento del oro desde mediados de marzo de 2020*

Conceptos del gráfico: Eje izquierdo (Toneladas) / Rojo: otras posiciones largas netas / Verde: posiciones netas largas de los comerciantes / Marrón: precio del oro

Posiciones largas netas separadas del comportamiento del oro

Fuentes: Bloomberg, Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos, Consejo Mundial del Oro.
*A 24 de julio de 2020. Basado en el informe del Compromiso de Comerciantes de los futuros del oro del COMEX.

Por el contrario, los fondos de inversión respaldados por oro y productos similares han experimentado récords en sus entradas de capital a lo largo de todas las regiones, añadiendo un total de 47,8 mil millones de dólares a 27 de julio. Cierta evidencia anecdótica sugiere que los responsables de esto son algunos inversores que compran y mantienen sus activos, pero también que otros han dado un giro de los futuros del oro hacia los fondos de inversión.

Este cambio ha dado lugar a una serie de nuevas dinámicas, concretamente, los fondos de inversión de oro están respaldado por oro físico mientras que los futuros se pueden saldar con efectivo o rodarse, mientras se hace entrega de únicamente una parte del oro físico. Lo que es más, los futuros también permiten mayor poder de negociación, lo que afecta aún más a la volatilidad del precio.

La demanda del consumidor sigue siendo débil

Mientras que los inversores --especialmente en los mercados occidentales-- conciben el oro como una forma de proteger sus carteras, la demanda de los consumidores ha experimentado agudos descensos en lo que va del año debido al efecto negativo de la pandemia en el crecimiento económico y a las estrictas medidas de cuarentena. 

Tal y como analizamos en nuestro informe de tendencias en la demanda de oro, la demanda de joyas cayó en picado, en un 46% en la primera mitad del año mientras que lingotes y monedas cayeron en un 17% -- mayoritariamente capitaneados por Asia. Y mientras que a corto plazo los consumidores tienden a consumir al precio dado que a “establecer el precio” con su demanda, a largo plazo el consumo contribuye a la salud del mercado de oro y al comportamiento de sus precios.

La demanda internacional de joyas ha caído significativamente en 2020*

Conceptos del gráfico: Eje izquierdo: toneladas / eje derecho: miles de millones de dólares / círculo verde: joyas / línea negra: joyas (miles de millones de dólares, eje derecho).

La demanda internacional de joyas ha caído significativamente en 2020

Fuentes: LIBOR, Metals Focus, Refinitiv GFMS, Consejo Mundial del Oro.
*A 30 de junio de 2020

El comportamiento del precio del oro se ha acelerado

Este último empujón en la tendencia alcista del oro en 2020 ha llegado con rapidez. El metal tardó aproximadamente cuatro meses para pasar de 1.650 a 1.800 dólares la onza, pero menos de cuatro semanas para trepar a alrededor de los 1.950 dólares. Aunque este repunte viene dado en gran parte por una fuerte depreciación del dólar americano, la magnitud del cambio viene resaltada por el Índice de Fuerza Relativa3 del oro, un indicador quincenal, que alcanzó la cifra récord de 88 el 27 de julio. Esto normalmente suele ser una señal de que en el mercado hay un exceso de compras.

Dicho esto, los rendimientos del oro a 3 meses y a un año se han movido en menos de dos desviaciones típicas y se encuentran significativamente por debajo de los niveles observados en períodos previos de alto movimiento. Esta alternativa métrica sugiere que la magnitud acumulada del movimiento del oro no es sin precedentes.

Aunque nada evita que un activo deje atrás algunos de estos índices relativos de comportamiento, la velocidad de su aumento también podría dar lugar a un período de mayor volatilidad. El oro ha experimentado un agudo movimiento al alza durante este último mes y, mientras haya apoyo suficiente a la inversión en oro, el precio podría experimentar cierta consolidación.

Los rendimientos acumulados del oro se han desplazado en poco menos de dos desviaciones típicas.

Conceptos del gráfico: eje izquierdo: t-estadística / verde: rendimientos a 3 meses / rojo: rendimientos a un año
Todo sobre los fundamentos

Los rendimientos acumulados del oro se han desplazado en poco menos de dos desviaciones típicas

*A 28 de julio de 2020. Calculado utilizando los rendimientos del oro basados en el precio del oro de la LBMA con la desviación típica computada con datos desde enero de 2020.

Todo sobre fundamentos

Existen argumentos sólidos para que se esté dando un buen apoyo a la demanda de inversiones en oro. La naturaleza sin precedentes de la pandemia de COVID-19 podría dar lugar a cambios estructurales que respalden el comportamiento del oro a largo plazo. Pero la dualidad del oro requiere también estabilidad en la porción cíclica de su demanda – como la de joyas o tecnología – para asegurarse un comportamiento sostenible. Ya hemos visto esto en el pasado. Durante la crisis financiera de 2008, los mercados emergentes se recuperaron con rapidez, lo que ayudó a mantener la demanda del consumidor.

Al mismo tiempo, los grandes niveles de incertidumbre en mercados desarrollados, combinados con políticas monetarias expansionistas, mantuvieron el comportamiento del oro con un buen respaldo. Las señales de que la actividad económica en algunos países como China o Alemania está comenzando a normalizarse en contraste con el aumento de casos de COVID-19 en los Estados Unidos está teniendo un impacto negativo en el dólar estadounidense. Y un ambiente de debilidad del dólar, combinado con déficits en aumento y políticas monetarias expansionistas está dando a los inversores buenos motivos para añadir oro a sus carteras.

Basado en el precio del oro spot intradiario utilizando datos aportados por Bloomberg.
2 Precios reales del oro calculados utilizando el IPC de los Estados Unidos con ajuste estacional.
3 El Índice de Fuerza Relativa es un indicador técnico que compara la magnitud de las fluctuaciones de precios de los activos para evaluar si está siendo comprado o vendido en exceso. {jcomments off}

Las ventas de canguros australianos aumentan tras ...
Doble Principat catalán de oro de Carlos y Juana s...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Guest
Domingo, 27 Septiembre 2020

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.cotizaciondemetales.com/

Qué es...