Blog de Cotización de Metales

5 minutos de lectura ( 1095 palabras)

Comprendiendo las monedas “bullion” o monedas de inversión

Cuando las personas comienzan a ampliar su cartera de inversiones en busca de más diversidad, a menudo consideran la opción de invertir en monedas de oro y plata. La mayoría de la gente tiene una vaga idea de que las monedas “bullion” están hechas de metales preciosos, ¿pero qué son exactamente? ¿qué es importante saber cuando buscamos invertir en monedas de oro y plata?

 

¿Qué son las monedas “bullion” o de metales preciosos?

Las monedas “bullion” son monedas de metales preciosos aptas para realizar inversiones. Estas monedas son emitidas normalmente por agencias gubernamentales. Sin embargo, hay algunos casos en los que las monedas son producidas por instituciones privadas. Dicho esto, en casi todos los casos las monedas están acuñadas en un metal precioso (en un 90% o mayor proporción de pureza), la cantidad de dicho metal que está sujeto a una métrica estándar aparece sellado en la moneda, también con un sello de la agencia que la ha creado. Por ejemplo, una Águila de Oro (o Gold Eagle), es acuñada por la Casa de la Moneda de Estados Unidos, autorizada por el gobierno americano, y presenta tanto su peso (1 onza troy) como su pureza, en algunos casos, en su relieve (otro ejemplo es el Buffalo de Oro - Gold Buffalo, emitido por la Casa de la Moneda de Estados Unidos).

Las monedas de inversión se pueden comprar directamente a las agencias del gobierno o a las instituciones que acuñen la moneda, aunque también existen gran cantidad de tiendas que se encargan de la importación y distribuyen estas monedas en España. La mayoría se acuñan en una edición limitada, y muchas se agotan rápido. Esto nos deja con el mercado secundario para comprar monedas de oro –bien a comerciantes de monedas o a coleccionistas privados. Las monedas se compran por muchos motivos, pero los clave son la colección, y la inversión con el objetivo de sacar beneficio de las fluctuaciones en el valor de los metales preciosos. Algunas monedas populares incluyen el Krugerrand sudafricano, el Arce Canadiense (Canadian Maple), y Águilas de Oro (Gold Eagle) americanas.

monedas de inversion

Las monedas de metales preciosos suponen un fácil respaldo para los riesgos de inversión contra sectores como el de las divisas o la bolsa de valores. Cuando las personas compran oro y plata, normalmente es para tener un valor seguro. Los metales preciosos pueden ir a la contra de la conducta económica, a menudo aumentando su valor cuando la economía va mal. Esto permite que compense el efecto en las carteras de valores que se basan simplemente en el crecimiento económico. Cuando el mercado vuelve a estar al alza, los inversores pueden elegir vender sus metales.

Monedas “bullion” vs. Monedas numismáticas

Numismático simplemente significa coleccionable. Las monedas numismáticas son monedas raras, antiguas o valiosas que valen más que el metal del que están hechas porque son piezas de colección. Una moneda de oro o plata (o incluso de platino o paladio) puede ser tanto de inversión como numismática.

Por su naturaleza al ser fabricadas, las monedas ya son “bullion” o de inversión (hechas de metales preciosos), pero algunos años y tipos específicos añaden un valor que va más allá del precio spot del metal del que está hecha la moneda, convirtiéndolas en numismáticas. Algunas monedas pueden alcanzar un añadido sustancial a su valor, mucho mayor del valor de metal del que están hechas, simplemente porque su edición sea extremadamente difícil de encontrar. Además, las monedas en perfectas o muy buenas condiciones a menudo costarán mucho más que las que hayan circulado mucho. Encontrar una pieza rara y en buen estado es algo único, por lo que los coleccionistas pagarán un alto precio para tenerla entre sus manos.

Para comprar monedas de oro y plata con valor numismático es necesario entender muy bien el mercado coleccionista. A menudo, los valores cambiarán de manera significativa de un año a otro. A diferencia del precio del metal, el valor de una moneda de colección lo marca el precio al que logra ser vendida. Muchos compradores han sufrido pérdidas gastando mucho dinero en “coleccionables” que luego han revendido por mucho menos.

Comprar monedas “bullion”

Los dos motivos principales para invertir en monedas “bullion” son: protegerse ante otras fuerzas del mercado de inversión y comenzar a labrar beneficios a futuro. Muchas compras de monedas de oro se retienen por un período a largo plazo en lugar de hacer intercambios a corto. Esto es a menudo para que la inversión pueda recuperar tanto el valor como los intereses y las comisiones que se aplican a las monedas por la venta en el mercado minorista. Incluso las casas de la moneda aplican una comisión a las monedas nuevas por encima del precio spot. Por eso es necesario esperar un poco para dejar que el valor se aprecie.

Encontrar buenos vendedores para adquirir monedas de oro implica tomarse el tiempo de buscar fuentes fiables. Las casas de la moneda de los gobiernos siempre son un sitio seguro, pero la oferta de la que disponen es limitada. Comerciantes establecidos y con licencia son otra buena opción. Existen vendedores privados y subastas online, pero son de alto riesgo, por lo que estas opciones requieren actuar con cautela. 

Vender monedas “bullion”

¿Por qué vender monedas de oro y plata? En algún momento van a subir de precio lo suficiente como para suponer una fuente de ingresos muy atractiva. Pueden estimular nuestros ahorros en cuentas de oro como las cuentas de jubilación de metales preciosos o cuentas IRA, que compensan las posibles pérdidas en otras inversiones. El truco a la hora de vender es conseguir un buen precio o un precio justo. No es probable que hagamos la venta del año, pero a menudo ocurren buenas ventas.

El primer paso es investigar y estar al tanto del precio spot en los mercados. Es posible realizar ventas de forma privada, pero siempre hay que asegurarse de recibir el pago antes de enviar la moneda. Y es importante no confiar en los pagos con tarjeta a menos que se cuente con una protección ante los cobros revertidos. Muchos estafadores compran una moneda y posteriormente ponen una reclamación a la empresa que les ha emitido la tarjeta alegando no haber recibido el artículo. La empresa les revierte el cobro, y el vendedor se queda sin la moneda y sin su dinero.

Conclusión

Las monedas “bullion” continuarán representando una fuerte inversión tanto en los mercados spot de metales preciosos como en los mercados de monedas coleccionables. Sin embargo, es mejor tomarse el tiempo de investigar y aprender sobre el mercado de las monedas. {jcomments off}

Cinco factores clave que afectan al precio del pla...
Cómo saber si una moneda ha sido limpiada

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Guest
Domingo, 20 Septiembre 2020

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.cotizaciondemetales.com/

Qué es...