5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

El mercado de oro de Londres tendrá que permitir el transporte del metal fuera de las fronteras de la ciudad si la pandemia del coronavirus trae consigo restricciones al desplazamiento más rigurosas, explicó Ruth Crowell, la Directora General de la Asociación del Mercado del Metal de Londres (LBMA).

La capital británica ha sido un centro clave del comercio internacional de oro desde al menos 1.732, cuando el Banco de Inglaterra estableció por primera vez una cámara acorazada en la ciudad. A día de hoy, los comerciantes se han visto obligados a considerar qué podría pasar si la logística internacional, enredada por el coronavirus, imposibilita el transporte de oro dentro y fuera de la capital.

Descubre las claves para invertir en oro
Guía Gratuita

4 londres lbma

A finales de diciembre, las bóvedas de Londres contenían una suma récord de 8.326 toneladas de oro. La capacidad de transportar este metal es crucial para la economía global.

“¿Qué sucederá si cierran los aeropuertos, o hay más restricciones a la movilidad?”, se pregunta Ruth Crowell vía conversación telefónica. “Estamos planteándonos conversaciones sobre otros centros financieros y cooperando para llegar a acuerdos en cámaras acorazadas alrededor del mundo”.

Crowell explica también que cualquier decisión sobre el reparto del metal dependerá en última instancia de los “Bullion Banks” (bancos especializados en metales preciosos), que son los miembros miembros principales de la LBMA.

“Hay muchas cosas que tenemos que tener en cuenta en términos de régimenes fiscales, cuestiones legales. No es algo que se pueda encender apretando un interruptor”, dijo Crowell.

Las empresas de compensación y sus socios tienen que evaluar la situación actual, pero también cómo llevarán a cabo el trabajo cuando el mercado recupere cierta normalidad. “Asegurándonos de que si reducimos el riesgo de un lado, no estamos añadiendo más riesgo en la infraestructura total”, planteó Crowell.

El mercado internacional del oro ya fue puesto a prueba el pasado mes cuando los sucesivos cierres para contener el virus llevaron a que las empresas metalúrgicas ralentizaran o incluso cesaran la producción, interrumpiendo también los envíos en un momento en el que la demanda de metales ha aumentado. Esta interrupción histórica ha avivado la volatilidad, llevando a la diferencia de precios en centros clave.

Hasta ahora no se han detectado casos de Covid-19 en las bóvedas londinenses, según Crowell. Los proveedores de cámaras tienen un acuerdo de apoyo mutuo en caso de que algún depósito tuviera problemas.

A pesar de la continua interrupción a los viajes internacionales, los problemas logísticos están reduciéndose. Los proveedores están recurriendo a vuelos chárter y las compañías de seguro están cubriendo dichos vuelos para transportar el metal, explicó Crowell. La situación del suministro ha mejorado también después de que tres grandes refinerías suizas recomenzaran la producción tras su cierre a principios de Abril.

Algunas partes del mundo, particularmente China, están volviendo a abrir sus economías. Según Crowell, esto añade “más entusiasmo y optimismo sobre la vuelta al negocio que todos teníamos antes de esta crisis”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar