El oro blanco es muy popular en el mundo de la joyería. Su valor y delicadeza permite hacer piezas únicas y de extrema belleza. Si estás interesado en adquirir oro blanco o quieres determinar si tu joya es realmente de este material, sigue leyendo. En esta entrada sobre “Qué es el oro blanco y cómo identificarlo - Más precio” te explicaremos con detalle la composición del oro blanco, cómo identificarlo y cuál es el precio de este en el mercado.

¿Qué es el oro blanco?

El oro blanco consiste en una combinación de oro amarillo con otros metales, como el níquel, el zinc, la plata, el cobre o el paladio, que resulta en una aleación de mayor dureza y blancura. Sin embargo, aun mezclándose con estos metales, el oro conserva cierto tono amarillento, por lo que se le cubre con una fina capa de rodio para conseguir una pieza de oro blanco con su brillo metálico característico.

Cómo identificar el oro blanco

Identificar el oro blanco a simple vista no es fácil para quienes no tenga experiencia en el mundo de la joyería. Si este es tu caso, recomendamos consultar a un joyero profesional que te indique con seguridad si la pieza es de oro blanco y cuál es su grado de pureza. A continuación te enseñaremos cómo identificar el oro blanco de acuerdo a la marca de sus quilates y cómo hacer una prueba para corroborar que esta marca es verídica.

Marcas de quilates de oro blanco

Una de las formas de identificar el oro blanco y su calidad es mediante las marcas o sellos que muestran los quilates de la joya.

Es fácil interpretar las marcas de quilates en el oro blanco. Estas muestran un número, al que le siguen las letras K o KT, que indican el grado de pureza del oro. Por ejemplo, si la pieza tiene marcado 18KT significa que es de 18 quilates, que es lo mismo que decir que 75% de su composición es de oro puro.

Las piezas de oro blanco pueden ser de 22K, 18K, 14K o 10K. Como el oro blanco es una combinación de oro con otros materiales, no hay oro blanco marcado como 24K, puesto que el oro de 24 quilates es oro puro de color amarillo.

También hay otra manera de marcar la pureza del oro, se hace indicando las milésimas de oro puro de la aleación. Por ejemplo, si la joya no tiene una marca con los quilates sino que dice 750, esto quiere decir que de cada mil unidades de la aleación hay 750 unidades que son de oro puro. Una pieza de oro blanca marcada con el número 750 es de 18 quilates. Mientras que 417 es 10 quilates o 41,7% de oro puro; 583 (antiguo sellado) o 585 (nuevo sellado) es 14 quilates o 58,5% de oro puro; y 916 o 917 es 22 quilates, es decir un 91,6% de oro puro.

Si la pieza tiene un sello que aparte del número tenga las letras como PT, PLAT o Platinum quiere decir que es de platino y no de oro blanco. De igual forma si la marca dice “plata esterlina” tampoco es de oro blanco sino de plata.

Prueba de quilates para el oro blanco

Para asegurarnos cuál es la pureza del oro blanco podemos realizar una prueba con ácido nítrico. Para  hacerla en casa es necesario adquirir un kit para prueba de oro. Este trae botellas llenas de ácido nítrico, cuyas etiquetas muestran cual es la pureza del oro que cada solución puede identificar.

Para realizar esta prueba, tiene que rayar sus piezas de oro blanco en una superficie de losa de prueba que está incluida en el kit. La idea es que el rascado deje en la piedra una marca visible de oro. Es necesario que al rayar la pieza se presione lo suficiente con el fin que el chapado de rodio no impida ver el oro real que está abajo. ¡Ojo! No rayes tus piezas en un lugar que sea muy visible.

En donde la pieza tiene la marca de oro, vierte un poco del contenido de la botella correspondiente al número menor de quilates, por ejemplo, la que marque 10K. Observa si ocurre una reacción. Si los quilates de la pieza son inferiores al que marcaba la botella, sucederá que el rastro de oro perderá su color y se disolverá. En cambio, si la marca cambia ligeramente de color pero sin desaparecer, entonces quiere decir que los quilates de la pieza coinciden con el número que aparece en la botella. Ahora, si la marca permanece y no tiene ningún cambio es porque la pureza del oro de la joya es superior al que indica la etiqueta de la botella.

Si decides comprar este kit para probar oro en tu casa, asegúrate de seguir al pie de la letra las instrucciones. Otra opción recomendada es ir con un joyero de experiencia para que determine si tu pieza es de oro blanco y su grado de pureza. Es probable que el joyero use el método que acabamos de describir para determinar los quilates de la pieza.

Precio del oro blanco

No hay una cotización exacta que muestre el precio del oro blanco. Como el oro blanco puede formarse con diferentes metales blancos, y en cada pieza la proporción de éstos pueden variar, se hace imposible darle un precio estándar al oro blanco.

No obstante, podemos estimar el precio de una pieza de oro blanco si conocemos los metales que conforman la aleación y la cantidad en las que están presentes, y a su vez averiguamos el precio de cada uno de ellos. Como el oro blanco está compuesto en su mayoría por oro amarillo, el precio de este último es un referente. Generalmente el precio del oro blanco es más alto que el precio del oro amarillo, por estar combinado con paladio o platino. Al momento de escribir esta información el precio del oro se encuentra así:

  • El gramo de oro de 10K= $17.75
  • El gramo de oro de 14K= $24.50
  • El gramo de oro de 18K= $31.69
  • El gramo de oro de 22K= $38.87
  • El gramo de oro de 24K= $42.25