Si quieres comprar monedas de oro es bueno tener conocimientos básicos sobre el tema. Aquí te decimos algunos de los aspectos más importantes que debes tener en cuenta si te decides por esta forma e inversión.

Recomendaciones para comprar monedas de oro

Peso de las monedas de oro: El peso de una moneda de oro es poco más de 31 gramos. Existen algunas monedas con un peso menor pero se comercializan menos. Así que estas de menor peso no es recomendable comprarlas, pues verás reducidas tus ganancias.

Diferencia entre la onza troy y la onza: El sistema de medición de monedas de oro utiliza la onza troy. Esta no presenta la misma equivalencia que conocemos con la onza tradicional. Para poner un ejemplo sencillo, no es lo mismo una barra de oro de 100 onzas troy que 100 onzas de azúcar. Entre una y otra existe una diferencia de 8,85 onzas troy.

Categorías de monedas de oro: existen dos principales categorías las monedas numismáticas o que son las monedas de colección. En esta categoría se encuentran las monedas antiguas y las raras. Este tipo de moneda ya no se produce. Se requiere mucha experiencia para trabajar con este tipo de moneda. Por otro lado, están las monedas bullion que son las preferidas como inversión y contienen un 90 por ciento más de oro, y se fabrican todos los años.

Busca información sobre tu vendedor o empresa. Bien sea que decidas comprar monedas por internet a un vendedor individual o consideres una empresa; prefiere aquellos que tengan muchas likes positivos o buenas críticas. También sería bueno saber si tu vendedor está dispuesto a comprarte monedas de oro a futuro, o si te ofrecería un buen precio por tus monedas cuando quieras vender.

Aprende a inspeccionar las monedas de oro: puedes asegurarte de que las monedas compradas sean verdaderas sin dañarlas. Puedes realizar pruebas de sonido, acidez y peso. Utiliza una balanza de joyería y un calibrador para verificar su peso. Pueden existir en el mercado monedas falsas con un peso correcto pero con mayor grosor. Golpea las monedas de oro con otra para verificar que repiquen. Adquiere un kit de acidez para probar si tus monedas son de oro genuino. Busca un experto que revise tus monedas.

Planea de antemano donde resguardar tus monedas: Esto dependerá mucho de si eres un comprador minorista o un inversor grande. En el primer caso, podrías tenerlas en tu casa bajo una caja fuerte. Por otra parte, para los grandes inversores de monedas de oro, lo recomendable es valerse de un banco que resguarde sus monedas dentro de una bóveda.

Paga el precio justo por tus monedas de oro: para evitar pagar más del precio justo, el mismo día que estés dispuesto a comprar revisa el precio. Aunque debes pagar un precio adicional por despacho de las monedas de oro este no debería exceder el 8% del valor de las mismas.

Compara los precios: Hay muchas formas de hacer esto. Por medio de las paginas oficiales del gobierno, los minoristas locales y a través de internet.